El síntoma predominante que define la fibromialgia es el dolor generalizado, mal definido, de carácter continuo, no relacionado con la actividad y sin una lesión orgánica que se pueda evidenciar. Este dolor se acompaña de multitud de otros síntomas destacando dos por su frecuencia y su interferencia en la vida y salud del paciente: la alteración del sueño y el cansancio que no se correlaciona con la actividad realizada.

Parece fácil asociar estos síntomas. Si duele incluso de noche es lógico que interfiera el sueño y te sientas por la mañana mucho más cansado. Y por otro lado, si tienes insomnio y te despiertas frecuentemente de noche es normal que por la mañana te levantes fatigado y la musculatura se resienta al realizar cualquier actividad.

Resumiendo la fibromialgia es una enfermedad crónica caracterizada por dolor generalizado y múltiples puntos dolorosos a la palpación. Presenta, además, un amplio conjunto de síntomas asociados, incluyendo sueño no reparador, intestino irritable, cefalea crónica, trastorno del humor (ansiedad y depresión), cansancio y brotes inducidos por el ejercicio, que resultan en un grave impacto sobre la salud y la calidad de vida de las personas afectadas

Entre las intervenciones no farmacológicas empleadas en su tratamiento merece la pena destacar el ejercicio físico, desde que en 1999 un metaanálisis estableció que la actividad física era más eficaz que los fármacos en el tratamiento de los síntomas de la fibromialgia (2), existiendo diversos ensayos clínicos y metaanálisis posteriores que confirman esta eficacia y se comentan a lo largo del artículo. La actividad física ha demostrado ser una herramienta útil para mejorar la calidad de vida y la condición física de estos pacientes

EJERCICIOS EFECTIVOS PARA LA FIBROMIALGIA

A continuación te presentamos una propuestas de los ejercicios no intensos y que no tengan impactos que han reportado mayor mejoría en los pacientes con Fibromialgia.

1. Ejercicios en agua. No todas las personas tienen acceso a una piscina con agua caliente, sin embargo, vale la pena hacer el esfuerzo para conseguirlo. La natación y ejercicios acuáticos es probablemente la mejor actividad para las personas con problemas musculoesqueléticas. La flotabilidad del agua ayuda a que los movimientos sean más suaves y fáciles, por otra parte, el agua ofrece una resistencia que ayuda a que los músculos se fortalezcan.

2. Caminar. Es una excelente actividad sencilla de carácter aeróbico y de bajo impacto, que se puede hacer casi en cualquier lugar: centro comercial, parque, calle, Gym, etc.  Permite a la persona con Fibromialgia tener un corazón saludable, reducir el estrés, mejorar el sueño y mantener los músculos en buen estado.

3. Otros ejercicios aeróbicos. Las actividades aeróbicas, como andar en bicicleta estacionaria, zumba, correr o trotar, son especialmente buenos para las personas con Fibromialgia, ya que además de mejorar los síntomas, mejora la función física y el corazón. Los aeróbicos activan los mecanismos opioides endógenos, los que

4. Desarrollo de la fuerza muscular del tipo isotónico, en busca de mejora de la resistencia muscular y dela mejora del tono muscular. Combinando con ejercicios de flexibilidad.

5. Estiramientos. Es una sencilla actividad que puedes realizar incluso desde la comodidad de tu cama al despertar. Los estiramientos reducen el dolor y la rigidez, ayudan con la postura y mantienen flexibles a los músculos y articulaciones. El estiramiento antes de una rutina de ejercicio también es muy recomendable, pues ayuda a que la sesión de ejercicio sea más cómoda y reduce el riesgo de lesiones.

A estos ejercicios podemos seleccionar una de estas modalidades:

-          Tai Chi. Es un buen ejercicio que cultiva la atención plena. Se realiza con movimientos suaves que conecta al cuerpo con la mente. A las personas con fibromialgia les puede ayudar a reducir el dolor, la rigidez y la fatiga; y mejora la fuerza, la resistencia y equilibrio, asi como disminuye la depresión y el estrés, mejorando la autoestima.

-          *Yoga. Esta actividad propicia el estiramiento y fortalecimiento de los músculos, reduciendo el dolor y el estrés. El yoga permite relajar el cuerpo y la mente, fortaleciendo los músculos doloridos, sin forzarlos. Las personas con Fibromialgia deben evitar posturas con rangos muy extremos de movimiento que puedan ocasionar lesiones, en cambio, deben buscar posturas que tenga movimientos confortables y estén dentro de sus capacidades.

-          *Pilates. Es una forma de ejercicio que se centra en el fortalecimiento de los músculos que rodea al abdomen y espalda. En algunas personas suele ayudar a aliviar el dolor más efectivamente que con relajación o estiramiento. Este tipo de ejercicios permite mejorar la postura, flexibilidad y fuerza.

*Las personas con Fibromialgia deben empezar con ejercicios de principiantes tanto en Pilates como en el Yoga.

En el tratamiento de la fibromialgia es importante la atención integral de paciente mediante programas de actividad física de forma diaria, nutrición saludable y personalizada fundamentada en la dieta mediterránea, y apoyo psicológico.

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Contacto

C E N T R A L

 

icono-map  C/ María Tubau 5 
28050 Madrid (España)
Tel. (+34) 918 260 856
Móv. (+34) 690 05 21 56
Móv. (+34) 672 34 31 97
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Copyright © 2011-2016 Método Fenómeno. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | contacta | mapa web