Inactividad física, malos hábitos de nutrición y exceso de peso. Factores de impacto en la mortalidad global y en la mala calidad de vida de la población.  

inactividad-fisicaSegún la Organización Mundial de Salud (OMS), en los países desarrollados y en muchos de los que están en vías de desarrollo, el sedentarismo está considerado como el séptimo factor de riesgo en la población. Existen evidencias científicas de que incide desfavorablemente sobre otros factores de riesgo de importancia tales como el exceso de peso, la dislipidemia, la hipertensión arterial, la diabetes del tipo 2 y la enfermedad cardiovascular.  Sin duda, la inactividad física o sedentarismo es un factor de Riesgo Cardiovascular (RCV) de relevancia, su presencia multiplica geométricamente otras causas de riesgo cardiovascular, aumentado el RCV global.  

En la actualidad, España está considerada como uno de los países europeo de mayor sedentarismo. 

Persona sedentaria o inactiva.  Es aquella que realiza menos de tres veces a la semana alguna actividad física de predominio aeróbico leve o moderado.  O, también, la que no efectúa adecuadamente programas de ejercicios físicos en función con la prevención, corrección o rehabilitación de las enfermedades degenerativas. No obstante, parece necesario evaluar la actividad laboral, así como el conjunto de actividades que cotidianamente realiza la persona, como ir andando o en bicicleta al trabajo o de compras, subir y bajar escaleras, o actividades domésticas. El sedentarismo afecta a casi el 70% de los españoles. 

Una persona activa es aquella que realiza en la semana entre 150 a 300 minutos de ejercicio a predominio aeróbico, según el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM).  O sea por ejemplo, cinco sesiones a la semana entre 30 a 60 minutos, o los sietes días de la semana entre 30 a 45 minutos.

La inactividad física y los malos hábitos de nutrición con el exceso de la ingestión de calorías y acompañadas de mala calidad de esas calorías, están directamente relacionadas a al exceso de peso. 

Este exceso de peso está dado por el sobrepeso y la obesidad, en muchas ocasiones está directamente relacionadas al exceso del perímetro de cintura, acompañada de grasa a nivel de abdomen, lo cual es altamente peligrosa ya que se infiltra en nuestras vísceras, y están asociadas directamente a diferentes enfermedades crónicas.  

El sobrepeso, a diferencia de la obesidad, no es una enfermedad, pero debemos tener presente que si no se controla puede derivar en obesidad, la cual si es una enfermedad crónica y que a su vez está relacionada a diferentes enfermedades crónicas. 

Más del 80 % de la obesidad, está asociada directamente a la inactividad física y a los malos hábitos de nutrición. 

Debemos tener en cuenta, que el 90% de los diabéticos, son del tipo 2, y que el 90% de la diabetes tipo 2 son personas con exceso de peso, en su mayoría obesas. A su vez los diabéticos del tipo 2, tienen tres veces más probabilidades de enfermedades cardiovasculares del tipo isquémica y de un infarto cardiaco.  

Esta situación de sedentarismo, malos hábitos de alimentación y exceso de peso, están relacionadas directamente a enfermedades crónicas como la obesidad, la hipertensión arterial, dislipidemia (hipercolesterolemia), síndrome metabólico, diabetes mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares (incluidas las enfermedades coronarias y el infarto),  enfermedades cerebrovasculares, algunos tipos de cáncer (colon, mama, ovarios, útero,  próstata),   así como en la osteoporosis, y en la aceleración del proceso del envejecimiento, disminuyendo la expectativa de vida y la calidad de vida de las personas. 

En las estadísticas del Ministerio de Sanidad de España del 2015 relacionadas a enfermedades crónicas,  se presenta que las CCAA que tuvieron una mayor cantidad de población portadora de obesidad, síndrome metabólico, diabetes mellitus tipo 2 y enfermedades cardiovasculares fueron Andalucía, Extremadura, Islas Canarias e islas Baleares por ese orden.  

Se observa la relación directa entre la inactividad física, malos hábitos de nutrición y exceso de peso, y a su vez su relación con las enfermedades crónicas comentadas anteriormente. 

Recientemente en el 2016, la Sociedad Europea del Corazón, publicó un artículo con el título  “La Dieta Mediterránea y la actividad física aeróbica reduce el riesgo de la diabetes del tipo 2  y del ataque al corazón”, expresando:   “que el consumo diario de frutas, verduras, cereales, legumbres, frutos secos, y la combinación adecuada del  pescado, las aves de corral , el aceite de oliva, con productos lácteos de calidad y carne roja magra dos veces a la semana,   y la no ingestión de alimentos no procesados;  en unión a la práctica de actividad física a predominio aeróbico, tienen la bondad de  reducir el riesgo de padecer de diabetes mellitus tipo 2, de enfermedades cardiovasculares y dentro de ella de un ataque al corazón, así como  de otros tipos de problemas de salud  en personas que ya padecen de enfermedades cardiovasculares y de otras crónicas. 

Los Centros Fenómeno, han creado una metodología de valoración y de entrenamiento que ponen a su disposición un proceder profesional multidisciplinar de carácter personalizado y saludable combinando la actividad física y la nutrición para cuidar de su salud, mejorar su condición física global, y su composición corporal, colaborando directamente en ralentizar el proceso biológico del envejecimiento, en su expectativa de vida y calidad de vida.  

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Contacto

C E N T R A L

 

icono-map  C/ María Tubau 5 
28050 Madrid (España)
Tel. (+34) 918 260 856
Móv. (+34) 690 05 21 56
Móv. (+34) 672 34 31 97
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Copyright © 2011-2016 Método Fenómeno. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | contacta | mapa web