Gasto energético. Programas saludables para la pérdida de peso. Tests de campo. Importancia del VO2 Max./ kg. Evidencias científicas.

Algunas reflexiones sobre programas para la pérdida de peso en la población de forma adecuada y sostenible. CF aeróbica y alimentación saludable. Tests de laboratorio y de campo para calcular las necesidades energéticas, el gasto calórico, el consumo de oxígeno relativo y los METs durante el ejercicio. Evidencias científicas de la importancia del VO2 Máx./ kg


2ª Parte

Autor: Dr. Armando E. Pancorbo Sandoval.

 6.Algunas consideraciones sobre los METs y su aplicación en la práctica médica.

metsDebemos recordar que el MET es la unidad de medida del índice metabólico y corresponde a 3,5 ml O2/kg x min. Se considera que 1 MET corresponde a la necesidad energética en estado de reposo.
Los Mets se emplean para comparar el coste energético de distintas actividades,  Un MET
equivale a 50 kilocalorías (kcal) por hora y por metro cuadrado de superficie corporal de un
individuo en reposo.

Los METs, asociados con el VO2 Máx / kg. constituyen indicadores de importancia de predicción de salud. En la literatura médica se utiliza con mucha frecuencia los METs como referencia del nivel de CF a la población saludable o a determinadas patologías. En el caso del deporte de competición se utiliza más el VO2 Máx / kg.

6.1 METs como unidad de medida funcional durante la prueba cardiovascular de esfuerzo y predicción de expectativa de vida.

El VO2 Máx / kg o su equivalente en METs, que se obtiene, fundamentalmente, de los resultados en pruebas cardiovasculares de esfuerzo máximo o submáximo tanto en el laboratorio o en el campo, sobre todo en las de carácter máximo, constituyen un biomarcador de referencia para predecir la evolución de determinada patología y su expectativa de vida, asi como de la CF aeróbica.

Esta información nos permite prescribir determinadas actividades físicas, ya que, por ejemplo, se considera que una persona que obtiene en la prueba de esfuerzo valores de 6 METs o más, puede iniciar de forma gradual actividades de fuerza isotónica, si no tiene ninguna afección patológica que lo contraindique.

Los METs alcanzados durante la prueba de esfuerzo se pueden correlacionar con la FC y de ahí obtener información adicional para la prescripción de la dosis necesaria de ejercicio incluida  la intensidad del mismo a partir de la frecuencia cardíaca.

6.2 METs como unidad de intensidad del ejercicio

A partir de la intensidad del ejercicio que realizamos, por ejemplo, en una distancia determinada y en un tiempo determinado, en las modalidades de caminata o de trote, podemos conocer la cantidad de METs que hemos obtenido, como hemos analizado en este capítulo y en otros anteriores.

Conocemos de la clasificación de la intensidad del ejercicio ante una actividad física deportiva, recreativa o laboral, diferenciándola en:

Intensidad leve < 3 METs

Intensidad moderada 3 a 6 METs

Intensidad alta o vigorosa > 6 METs

Esta es una buena clasificación de la intensidad del ejercicio a partir del valor metabólico ante una actividad determinada. Esta clasificación permite identificar la necesidad metabólica de METs cuando se realizan diferentes actividades en el trabajo, en casa, durante las actividades de ocio o en los programas de actividad física o en la práctica de disciplinas deportivas.

Diferentes autores refieren, que la actividad física de intensidad moderada (3 a 6 METs) que desarrolle la CF aeróbica, es la principal para prescribir ejercicio cuando el fin es prevenir y mejorar la salud en pacientes portadores de enfermedades degenerativas y con riesgo. Sobre esto hay, en general, un acuerdo de forma

Pero debe ponderarse cuidadosamente este concepto cuando se receta ejercicio aeróbico para la población ya que, en realidad, valores de entre 3 a 6 METs abarcan un rango de intensidad muy amplio en algunos grupos de personas, puesto que ha de tenerse en cuenta el estado de salud, la edad y su CF aeróbica actual.

Para los que tienen menos salud, con la disminución de la CF aeróbica y más edad, realizar un programa de actividad física por encima de 4,5 METs durante varios minutos y de forma continua al inicio de un programa de actividad física puede ser demasiado intenso y hasta perjudicial, e incluso para algunos puede llegar a constituir un riesgo. En algunos casos se hace necesario iniciarlo con una dosis de intensidad más leve, de entre 3 a 3,5 METs, y hasta por debajo de los 3 METs, en pacientes con salud deficiente y con una CF aeróbica muy disminuida Cuando se está revisando la dosis del ejercicio, se debe controlar la intensidad por la frecuencia cardiaca que debe tener el paciente al desarrollar una determinada actividad de modalidad aeróbica, en este caso, la caminata, no así los METs.

Un sencillo ejemplo ilustrativo: considerando que caminar a una velocidad de 1 minuto cada 100 m, o sea 30 minutos para 3 km de distancia, representa una velocidad de 6 km / h, y esto equivale a un coste metabólico de 5 METs. Para poder llevar una intensidad moderada que nos garantice 5 METs caminando, hay que tener una CF aeróbica submáxima buena según la edad e incluso, para personas mayores de ≥ 60 años, estaría muy próximo a excelente; y aún más si ese ritmo se mantuviera durante 60 minutos continuos, que corresponde a caminar a 6 km en una hora.

En las tablas 5 y 6 de este artículo, se presentan diferentes niveles de intensidad en las modalidades de caminata y de trote publicado por el ACSM. En la tabla 5 en relación a la modalidad de caminata, observamos que caminar a una velocidad de 4,2 km / h, representa solo 3 METs, mientras que caminar a una velocidad de 6,75 km / h equivale aproximadamente a los 6 METs; esto no es posible para el grupo de población saludable y activa de más de 50 años donde, por lo general, se recomienda un ejercicio de intensidad verdaderamente moderada y saludable.  

Otra cuestión sometida a consideración, es la duración del ejercicio y cómo mantener su intensidad durante el tiempo de ejecución, logrando que no implique un mayor esfuerzo biológico. Es diferente, por supuesto, llevar un ritmo de 5 METs caminando durante 10 minutos continuos, que durante 30 minutos o ni qué decir, cuando se extiende a 60 minutos de forma continua; para ello sería indispensable una buena CF aeróbica y una buena o aceptable salud. De igual forma ocurre en la modalidad de trote, siendo diferente mantener un ritmo de trote a 11,5 METs durante 15 minutos, que durante 45 minutos continuos, en cuyo caso para lograrlo se necesita una muy buena condición física aeróbica y salud.

En cualquiera de las dos modalidades, caminata (andar) o trote, si la persona no tiene ni una buena condición física ni una adecuada salud, a medida que avance el tiempo de duración del ejercicio, se producirá una respuesta biológica natural con ajustes neuroendocrinos con liberación de hormonas, entre ellas las catecolaminas, que produce una elevación de la frecuencia cardíaca que le permitirá mantener la velocidad de traslación; por ello, mantendría la misma cantidad de METs, pero con un mayor esfuerzo biológico, que pudiera resultar perjudicial. Otra situación sería que la persona, al no poder responder a las exigencias del ejercicio, redujera la intensidad del ejercicio, disminuyendo con ello los METs y el consumo máximo de oxígeno relativo. Dependiendo de los problemas de salud, podrían aparecer cuadros de incremento de la presión arterial en los hipertensos de carácter moderado, glucemia en los diabéticos, afectaciones del aparato locomotor, dificultades respiratorias, dolor anginoso, entre otras, como hemos analizados en otros artículos anteriores.    

Resumiendo, estamos de acuerdo como concepto, el considerar que hacer un ejercicio entre 3 a 6 METs, es una actividad moderada, pero no debe generalizarse por igual para los diferentes colectivos de población.

En realidad, determinar la dosis correcta del ejercicio aeróbico para cada persona, y en particular para las que tienen problemas de salud y baja condición física, solo es posible con el adecuado control de la intensidad del ejercicio mediante el porcentual de la frecuencia cardiaca máxima (FC Máx.) y de la duración del ejercicio.    

7.Importancia del Consumo Máximo de Oxígeno Absoluto (VO2 Max.), el Consumo Máximo de Oxigeno Relativo (VO2 Max./ Kg) y los METS.

El consumo máximo de oxígeno relativo (VO2 Máx/kg.) y su correspondencia en METs es el mejor indicador biológico funcional relacionado con la actividad física y guarda una relación predictiva con la salud y la expectativa y calidad de vida en personas saludables y con población portadora de enfermedades degenerativas crónicas (Colegio Americano de Medicina del Deporte- ACSM, 1991, 2006, Blair 1995, Shephard et al 1999, Myers 2002).

Existen diferentes métodos directos e indirectos para obtener el VO2 Máx./kg, el más utilizado en la población, sobre todo en la población con determinadas enfermedades (incluida cardiopatía isquémica) o con riesgo cardiovascular es mediante el protocolo de Bruce modificado en la cinta monitorizado mediante un electrocardiograma, y con el control hemodinámico.

Debemos recordar que los METs o equivalente metabólico, es una unidad de medida utilizada para poder estimar el consumo de oxígeno (o coste metabólico) de una actividad física. Recordar que 1 MET equivale a las necesidades de una persona en condiciones de reposo, lo cual equivale a valores de 3,5 ml de O2 /Kg./min. Se considera que 5 METs (17,5 ml/kg./min.), es lo mínimo que necesita un ser humano para desplazarse.

En las tablas 7 y 8, presentamos la clasificación del consumo máximo de oxigeno relativo y de METS para diferentes grupos de edad y genero por la sociedad americana del corazón.

Tabla 7. Clasificación AHA VO2Máx./ kg. Mujeres (ml O2 / kg./min.) y su equivalencia en METS.

Edad  Muy Deficiente  Deficiente  Regular / Promedio Bien Excelente
   VO2 máx/kg. | METs  VO2 máx/kg. | METs  VO2 máx/kg. | METs VO2 máx/kg. | METs VO2 máx/kg. | METs
20/29 < 24 | <6.86 24-30.9 | 6.86-8,83 31 – 37.9 | 8,86-10,82 38 – 48.9 | 10,85 - 13,97 > 49 | >14
30/39 < 20 | <5,71 20 – 27.9 | 5,71-7,97 28 – 33.9 | 8,0-9,68 34 – 44.9 | 9,71-12,83 > 45 | >12,86
40/49 < 17 | <4,86 17 – 23.9 | 4,86-6,83 24 – 30.9 | 6,86-8,83 31 – 41.9 | 8,86-11,97 > 42 | >12,0
50/59 <15 | <4,28 15 – 20.9 | 4,28- 5,97 21 – 27.9 | 6,0-7,97 28 – 37.9 | 8,0-10,83 > 38 | >10,85
60/69 < 13 | <3,71 13 – 17.9 | 3,71- 5,11 18 – 23.9 | 5,14-6,83 24 – 34.9 | 6,86- 9,97 > 35 | >10,0

Tabla 8. Clasificación AHA VO2Máx./kg. Hombres (ml O2 / kg / min.) y su equivalencia en METS.

 

Edad  Muy Deficiente  Deficiente  Regular / Promedio Bien Excelente
   VO2 máx/kg. | METs  VO2 máx/kg. | METs  VO2 máx/kg. | METs VO2 máx/kg. | METs VO2 máx/kg. | METs
20/29 < 25 | <7,14 25 – 33.9 | 7,14- 9,68 34 – 42.9 | 9,71-12,26 43 – 52.9 | 12,28- 15,11 > 53 | >15,14
30/39 < 23 | <6,57 23 – 30.9 | 6,57-8,83 31 – 38.9 | 8,86-11,11 39 – 48.9 | 11,14-13,97 > 49 | >14,0
40/49 < 20 | <5,71 20 – 26.9 | 5,71-7,68 27 – 35.9 | 7,71-10,26 36 – 44.9 | 10,28- 12,83 > 45 | >12,86
50/59 <18 | <5,14 18 – 24.9 | 5,14-7,11 25 – 33.9 | 7,14-9,68 34 – 42.9 | 9,71- 12,26 > 43 | >12,28
60/69 < 16 | <4,57 16 – 22.9 | 4,57-6,54 23 – 30.9 | 6,57- 8,83 31 – 40.9 | 8,86-11,68 > 41 | >11,71

 

Es interesante destacar que a partir de los 40 años de edad, valores mayores a 10.5 METs en hombres (aproximadamente con un VO2Máx/Kg. de 36.5 ml/Kg./min.) y de > 9.5 METs en las mujeres (33 ml/Kg./min.), son considerados factores protectores de cardiopatía isquémica y de los RCV.

Blair, 1995, demostró que pacientes con enfermedades degenerativas crónicas con   ≥ 8 METs (≥28 ml O2/Kg./min.) tienen una expectativa de vida significativa superior que los que tenían ≤ 5 METs (≤ 17.5 ml O2/Kg./min.), lo cual ha sido confirmado por otros autores.

Myers, 2002, mediante sus estudios ha demostrado la importancia de la actividad física para la reducción del riesgo de mortalidad cardiaca y cerebrovascular y de sus factores de RCV. En las tablas 9 y 10, podemos observar que a mayor METs, menor riesgo cardiovascular (RCV), y menor riesgo relativo de mortalidad.

Tabla 9. Niveles de Condición Física (METs) y Riesgo Relativo de Mortalidad en población aparentemente saludable y en población con RCV. Myers, 2002.

Riesgo Cardiovascular (RCV)

Relación de Riesgo Relativo de Mortalidad con el nivel de Condición Física en METs

< 5 METs

5 – 8 METs

> 8 METs

Hipercolesterolemia

( > 220mg/dl)

1.6 – 2.3 de riesgo relativo de mortalidad

1.2 – 1.8 de riesgo relativo de mortalidad

≤ 1 de riesgo relativo de mortalidad

Hipertensión Arterial

1.7 – 2.3

1.2 – 1.6

≤ 1

Tabaquismo

1.6 – 2.3

1.1 – 1.6

≤ 1

Diabetes Mellitus tipo 2

1.5 – 3.5

0.9 -1.9

≤ 1

Obesidad

1.8 – 3.0

1.2 – 2.0

≤ 1

Tabla 10. Niveles de Condición Física (METs) y Riesgo Relativo de Mortalidad en la población aparentemente saludable y en población con enfermedad cardiaca. Myers, 2002

Estado de Salud

Muy Alto Riesgo de Mortalidad

Alto Riesgo

Moderado Riesgo

Bajo Riesgo

Muy bajo Riesgo de Mortalidad

Aparentemente saludables

1 – 5.9 METs

6 – 7.9

8 – 9.9

10 -12.9

> 13 METs

Pacientes con enfermedades cardiovasculares

1 – 4.9 METs

5 – 6.4

6.5 – 8.2

8.3 -10.6

> 10.7 METs

ElAHA en unión al ACSM concluyeron, que poseer valores de VO2 Máx / kg y deMETs con criterios de excelente y bueno para un grupo de edad y sexo, son sin duda, un buen predictor de expectativa de vida, tanto en personas saludables como en enfermos con respecto a un mismo grupo. Ello resulta más evidente, cuando se alcanza valoración de excelente para determinado grupo etario y sexo.

A partir de los 40 años, valores mayores a 10.5 METs (aproximadamente un VO2 / kg. de >36.5 ml / kg / min.) y en las mujeres > 9.5 METs (> 33 ml / kg. / min.), son considerados factores protectores de cardiopatía isquémica y de algunos de sus factores de riesgo coronario. Blair, 2001, demostró que pacientes con enfermedades degenerativas crónicas con más de ≥ 8 METs (≥ 28 ml O2 / kg./ min.) tienen una expectativa de vida significativamente mayor que los que alcanzan valores menores ≤ 5 METs (≤17.5 ml O2 / kg./ min).

En el estudio ‘Un poco de ejercicio regular extiende la vida de los hombres’, 2007, Kokkinos y su equipo revisaron la información recogidaen centros de evaluación médica en una muestra de 15 660 pacientes del sexo masculino, tanto blancos como negros, entre los años 1983 al 2006, tratados en Palo Alto, California o en Washington, D.C.

Las edades de los hombres estaban comprendidas entrelos 47 ya los 71 años. Habían sido enviadosa un centro médico de valoración funcional para realizaruna prueba de esfuerzo máximo en cinta rodante aplicando el testsde Bruce modificadoy clínicamente adoptada antes de iniciar el estudio. Tuvieron un control médico integral durante 24 años, repitiéndose periódicamente los estudios. Los resultados del esfuerzo físico se reflejaron en ‘equivalentes metabólicos’ o METs. A su vez, los investigadores calificaron la forma física de acuerdo con la puntuación en METs, evaluando:

por debajo de 5 de‘mala forma’,

de 5 a 7 de ‘forma moderada’,

de 7 a 10 de ‘buena forma’

por encima de 10 METs de ‘muy buena forma’

Kokkinos y sus colegas hicieron un seguimiento de los fallecimientos acaecidoshasta junio del 2007. Comprobaron que el nivel de forma física expresada en METs a partir dela prueba de esfuerzo cardiovascular, predecía de forma contundente su futuro riesgo de muerte, en lugar de la edad, la presión arterial y el índice de masa corporaly en hombres tanto de raza negra o blanca.

Cada punto adicional por los METs alcanzados, confería una reducción del 14 % del riesgo de muerte entre los hombres negros y del 12 % entre los blancos. Entre los sujetos objetos del estudio, los calificados como de ‘forma moderada’ entre cinco y siete METs,tenían un riesgo de muerte un 20 % menor que los evaluados en la categoría de ‘mala forma’. Los clasificados de ‘buena forma’ (entre 7 y 10 METs) su riesgo de muerte era50 % menor, mientras que los quefueron considerado de ‘muy buena forma’ redujeron sus riesgos de mortalidad en un 70%.

‘La clave está, en que alcanzar el beneficio que encontramos conlleva relativamente poco ejercicio’", señaló Kokkinos. ‘Aproximadamente dos a tres horas de caminata rápida a la semana. Eso es tan solo entre ciento cincuenta y doscientos minutos por semana. Puede repartirse durante la semana y durante el día. Es algo que puede hacerse en la vida real’.

Alice H. Lichtenstein, directora del Laboratorio de Nutrición Cardiovascular del Centro de Investigación sobre Nutrición Humana de la Universidad de Tufts se mostró de acuerdo, afirmando que, ‘Lo que este hallazgo demuestra es que los niveles de actividad física que todo el mundo debería poder alcanzar pueden tener un beneficio real en cuanto a la reducción del riesgo’. ‘Lo que realmente importa que se entienda es que no se necesita ropa especial, membresías especiales o equipo especial’, añadió Lichtenstein, ex presidenta del comité de nutrición de la American Heart Association(AHA). ‘Es algo que todo el mundo puede hacer. Y aunque esta investigación no indica si es conveniente para las mujeres, no hay motivo para sospechar que no es así’.

8. Evidencias científicas de los efectos positivos de la actividad física según: “Physical Activity Guidelines for Americans 2008”.

Relación entre VO2 Máx./Kg. y Condición Física Aeróbica.

A partir de losmúltiples estudios realizados por lasinstituciones de salud del Departamento de Salud del Gobierno de los EEUU, en coordinación con sociedades médicas nacionales e instituciones científicas de la salud de referencia nacional, se alcanzó en el año 2008, y reafirmado en el 2012, un importante consenso en relación con la práctica de la condición física aeróbica para dos grandes grupos: niños –adolescentes y adultos – mayores, distribuyendo los resultados de las evidencias en: fuerte, moderada a fuerte y moderada.

A continuación el estado de posición:

I) En Niños y Adolescentes.

     Evidencia fuerte

Mejor condición física cardiorrespiratoria

Mejor condición muscular

Mejor salud ósea

Mejores marcadores de salud cardiovascular

Mejor composición corporal

   Evidencia moderada

Menos síntomas de depresión

II) Adultos y en Adultos Mayores

   Evidencia fuerte

Menor riesgo de muerte temprana                                  

Menor riesgo de enfermedad coronaria

Menor riesgo de ictus

Menor riesgo de hipertensión arterial

Menor riesgo de dislipidemia adversas

Menor riesgo de diabetes tipo 2

Menor riesgo de síndrome metabólico

Menor riesgo de cáncer de colón

Menor riesgo de cáncer de mama

Prevención de aumento de peso

Mejor condición física cardiorrespiratoria

Mejor condición muscular

Prevención de caídas

Mejor función cognitiva (ancianos)

     Evidencia moderada a fuerte

Mejor salud funcional

Menor obesidad abdominal

   Evidencia moderada

Menor riesgo de fractura de cadera

Menor riesgo de cáncer de pulmón

Menor riesgo de cáncer endometrial

Mantenimiento del peso después del adelgazamiento

Mejor densidad ósea

Mejor calidad del sueño

Indudablemente son evidencias científicas muy fundamentadas, que demuestran la importancia de la actividad física en la población, y que unido a una nutrición equilibrada como parte de un estilo de vida saludable, garantiza longevidad y calidad de vida.

Otra evidencia científica de interés:

En la tabla 11, presentamos los niveles de actividad física y sus implicaciones para la salud, presentados por el propio Departamento de Salud del Gobierno de Estados Unidos. Se fundamenta en los criterios de la CF cardiorrespiratorio –metabólica del ACSM ya comentado anteriormente en otros artículos. Se analiza el nivel de efectividad según la cantidad de minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada acumulados en la semana con relacióna las evidencias demostradas según los beneficios de salud.

Se ha comprobado que un promedio de actividad física aeróbica a la semana de entre 150 a 300 minutos con intensidad moderada, constituye, una dosis adecuada de ejercicio que produce evidentes beneficios a la salud. Ya una duración superior a los 300 minutos semanales, se puede considerar como un efecto adicional, aunque no haya pruebas de beneficios extras.

A partir de la tabla 11, podemos afirmar que es necesario caminar o trotar al menos treinta minutos diarios durante cinco días a la semana, acumulando los 150 minutos necesarios con una intensidad moderada yteniendo presente lascaracterísticas y necesidades individuales de cada persona, mediante la opción cardiorrespiratoria metabólica, y con la finalidad ya reiterada, de protección cardiometabólica.

Tabla 11. Niveles de Actividad Física e implicaciones para la Salud según ‘Physical Activity Guidelines for Americans 2008’

Nivel de actividad física

Promedio de *actividad física de intensidad moderada semanal y tiempo deejercicio

Beneficios para la salud

Comentario

Sedentarismo

Inactividad

Nada

La inactividad no es saludable

Pequeña

Existe actividad pero menor de 150 minutos en la semana

Algunos beneficios

Claramente preferible este nivel de actividad sobre la inactividad

*Promedio

De 150 a 300 minutos a la semana

Importante beneficios para la salud

Importante beneficio para la salud. Existen evidencias científicas.

Alto

Más de 300 minutos

Adicional al efecto promedio

Las investigaciones científicas no reconocen como beneficios extras por encima del nivel promedio

Las estimaciones de la prevalencia de actividad física aeróbica por 150 minutos o más a la semana con intensidad moderada, se sitúan solo entre el 31 % al 51 %, en diferentes países con una media mundial del 41 %, según un informe de la OMS de 2002. Esto es bastante inferior en diferentes países de la UE.

Las estimaciones de la prevalencia de actividad física aeróbica por 150 minutos o más a la semana con intensidad moderada, se sitúan solo entre el 31 % al 51 %, en diferentes países con una media mundial del 41 %, según un informe de la OMS de 2002. Esto es bastante inferior en diferentes países de la UE.

En caso de que por razones económicas o de tiempo, no dispongamos de los medios para realizar los tests de laboratorio ergométrico funcional de carácter máximo o submáximo, como vía para evaluar el VO2 Máx / kg, se podría aplicar tests de campo de diferentes niveles de intensidad, lo cual indirectamente nos eta evaluando el VO2 Máx./Kg, pero cuidando de no aplicar tests máximos en personas con problemas de salud o con riesgo cardiovascular. Para estos tests cabe utilizar diferentes modalidades tales como caminar, ‘aerobic’ (jogging), nado, ciclismo.

La evaluación de la velocidad de traslación (km / h, m / seg.) aplicando diferentes tests de: caminata, trote, en la cinta rodante, como también en el ciclismo, natación, etcétera, de no contar con los medios para evaluar el VO2 Máx. / kg de forma directa o indirecta, podría ser útil evaluar la velocidad de traslación por ejemplo durante el andar, que es una actividad submáxima y que dependiendo de la distancia recorrida en un tiempo dado, permitiría calcular por grupos de edad y sexo, asi como en el trote, el cual puede ser máximo o submáximo.

La valoración se establece, según el grupo de edad y género para una distancia determinada y según el tiempo realizado. Esta modalidad puede ser válida tanto en una población saludable como en otra con problemas de salud. A continuación le presentaremos tests que pueden ser utilizados para evaluar la condición física aeróbica para cualquier tipo de población mediante la caminata y el jogging o el trote. A continuación le presentamos 4 ejemplos de mi autoría (2005) en las tablas 12 y 13 relacionado a la modalidad de Andar para 2 km en ambos género, y en las tablas 14 y 15 de Trote en 3 km.

Tabla 12. Test de Andar de 2 km. Género Hombre. (Pancorbo 2005)

Valoración

13 -19 años

20 - 29

30- 39

40- 49

50 -59

≥ 60 años

Excelente

≤   18’

≤   18’20’’

≤   18’40’’

≤   19’00’’

≤   19’20’’

≥   19’40’’

Bien

18’01’’-18’20’

18’21’’-20’20’’

18’41’’-20’40’’

19’01’’-21’00’’

19’21’’-21’20’’

19’41’’-21’40’’

Promedio

20’01’’-22’

20’41’’-22’20’’

21’01’’-22’40’’

21’01’’-23’00’’

20’21’’-23’20’

20’41’’-23’40’’

Deficiente

22’01’’-24’

22’21’’-24’20’’

22’41’’-24’40’’

23’01’’-25’00’’

23’21’’-25’20’’

23’41’’-25’40’’

Muy deficiente

> 24’

> 24’20’’

> 22’40’’

> 25’00’’

> 25’20’’

> 25’40’’

Tabla 13. Test de Andar de 2 km. Género Mujer. (Pancorbo 2005)

Valoración

13 -19 años

20 - 29

30- 39

40- 49

50 -59

≥ 60 años

Excelente

≤   18’20’’

≤   18’40’’

≤   19’00’’

≤   19’20’’

≤   19’40’’

≥ 20’

Bien

18’21’’-20’20’’

18’41’’-20’40’’

19’01’’-21’00’’

19’21’’-21’20’’

19’41’’-21’40’’

20’01’’-22’

Promedio

20’21’’-22’20’’

20’41’’-22’40’’

21’01’’-23’00’’

21’21’’-23’20’

21’41’’-23’40’’

22’01’’-24’

Deficiente

22’21’’-24’20’’

22’41’’-24’40’’

23’01’’-25’00’’

22’21’’-25’20’’

23’41’’-25’40’’

24’01’’-26’

Muy deficiente

> 24’20’’

> 24’40’’

> 25’00’’

> 25’20’’

> 25’40’’

> 26’

Tabla 14. Test de Trote – Carrera de 3 km. Género Hombre. (Pancorbo 2005)

Valoración

13 -19 años

20 - 29

30- 39

40- 49

50 -59

≥ 60 años

Excelente

≤ 11’15’’

≤ 12’30’’

≤ 13’45’’

≤ 15’

≤ 16’15’’

≤ 17’30’’

Bien

11’16’’-15’

12’31’’-16’15’’

13’46’’-17’30’’

15’01’’-18’45’’

16’16’’-20’00’’

17’31’’-21’15’’

Promedio

15’01’’-18’45’’

16’16’’-20’

17’31’’-21’15’’

18’46’’-22’30’’

20’01’’-23’45’’

21’16’’-25’

Deficiente

18’46’’-22’30’’

20’01’’-23’45’’

21’16’’-25’

22’31’’-26’15’’

23’46’’-27’30’’

25’01’’-28’45’’

Muy deficiente

> 22’30’’

> 23’45’’

> 25’

> 26’15’’

> 27’30’’

> 28’45’’

Tabla 15. Test de Trote – Carrera de 3 km. Género Mujer. (Pancorbo 2005)

Valoración

13 -19 años

20 - 29

30- 39

40- 49

50 -59

≥ 60 años

Excelente

≤ 12’30’’

≤ 13’45’’

≤ 15’

≤ 16’15’’

≤ 17’30’’

≤ 18’45’’

Bien

12’31’’-16’15’’

13’46’’-17’30’’

15’01’’-18’45’’

16’16’’-19’00’’

17’31’’-21’15’’

18’46’’-21’30’’

Promedio

16’16’’-20’

17’31’’-21’15’’

18’46’’-22’30’’

19’01’’-21’45

21’16’’-25’

21’31’’-24’30’’

Deficiente

20’01’’-23’45’’

21’16’’-25’

22’31’’-26’15’’

21’46’’-24’30’’

25’01’’-28’45’’

24’31’’-27’15’’

Muy deficiente

> 23’45’’

> 25’

>26’15’’

> 24’30’’

> 28’45’’

> 27’15’’

Si aplicamos la fórmula del ACSM para obtener el VO2 el cual presentamos en el epígrafe 5 en la primera parte de este artículo, podemos conocer a partir del tiempo realizado en cada distancia en cada uno de los tests, y a partir de esto podemos conocer el Gasto Energético, y la producción de METS, entre otras variables. Es interesantes tener en cuenta variables biológicas, como la frecuencia cardiaca, la presión arterial y en caso de diabéticos la glucemia, tanto en condiciones de reposo, como durante el test y la recuperación.

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Contacto

C E N T R A L

 

icono-map  C/ María Tubau 5 
28050 Madrid (España)
Tel. (+34) 918 260 856
Móv. (+34) 690 05 21 56
Móv. (+34) 672 34 31 97
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Copyright © 2011-2016 Método Fenómeno. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | contacta | mapa web