phenomenon-monitored-trainingEstamos en la semana más activa en cuanto a la definición de retos deportivos y buenos propósitos se refiere. Es la semana de las matrículas, de los programas de entrenamiento milagrosos, y este año de los Métodos revolucionarios de entrenamiento. Hace ya varios años que salimos al mercado con el nombre Método Fenómeno, y justo en esta temporada al igual que venía pasando con los programas nutricionales y las dietas, se han lanzado a los espacios deportivos y sobre todo a las redes sociales varios programas de actividad que imbuidos por las “normas mercadotécnicas” se autodenominan “métodos”. En este punto nos sentimos responsables, y antes de nada queremos decir que la palabra método no lleva implícito unas características determinadas y menos todavía aquellas que afectan a la calidad de un programa de actividad física como puede ser el rigor, el control, la seguridad, la individualización, la fiabilidad o en último término una consecución garantizada de los resultados.

El término método se utiliza para el procedimiento que se emplea para alcanzar los objetivos de un proyecto , en el caso de Método Fenómeno se refiere una estructura de acciones, una cuantificación y un análisis que identifica la relación que existe entre la acción y el resultado. Si la acción y el resultado se ajustan significativamente al objetivo marcado, podemos decir que el método funciona. Extrapolado al ámbito del entrenamiento hay que destacar que si hablamos de método, debemos ser críticos con el proceso y con el resultado, si el proceso no se cuantifica y los resultados no se evalúan aunque se comercialice el programa bajo el término Método no se garantiza la seguridad y el rigor metodológico.

Todo lo anterior, lanza un concepto que en nuestro caso denominamos “entrenamiento transparente”, que antes de entrar en contenido ya se puede intuir que se trata de aquel entrenamiento que cumple con las adaptaciones y objetivos propuestos.

Tantas variables afectan al entrenamiento y se trata de un proceso tan cambiante que es muy fácil equivocarse, siendo imprescindible cuantificar el mayor número de parámetros que arrojen información concerniente al entrenamiento para neutralizar en tiempo real cada error y poder recalcular de inmediato la orientación de cada sesión. En Método Fenómeno hemos dispuesto una tecnología que después de muchos años de estudio nos permite controlar rigurosamente todos los datos que determinan el éxito o el fracaso del entrenamiento.

Nuestro corazón habla en cada latido, en Centro Fenómeno ponemos a disposición de cada cliente y durante toda la sesión de entrenamiento una tecnología innovadora para escuchar lo que el corazón nos transmite en cada momento. El entrenamiento requiere control, y más si es la Salud la que está en juego. A día de hoy en Método Fenómeno no podríamos concebir un entrenamiento que se realiza a ciegas, un entrenamiento personal que no se cuantifique no puede considerarse saludable. Son muchos los factores los que afectan al funcionamiento del organismo durante el entrenamiento, si no podemos medir esos factores se pierde el sentido del entrenamiento dado que ni conocemos como responde la persona al ejercicio, en otras palabras, no sabemos si ese trabajo es bueno o malo para la salud.

Estudiar el corazón nos proporciona una gran cantidad de información acerca de nuestro cuerpo.Latido a latido la frecuencia cardiaca está cambiando constantemente para satisfacer las necesidades de la vida. Este aspecto se conoce como variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC) y significa la variación en el tiempo entre latidos consecutivos.Es universalmente aceptado como un marcador no invasivo de la actividad del sistema nervioso autónomo (SNA).Una variedad de fenómenos fisiológicos afecta HRV, incluyendo:

  • Inhalación y la exhalación, el control de la respiración
  • Ajustes del Sistema nervioso autónomo (SNA)
  • reacciones hormonales
  • Los procesos metabólicos y el gasto energético
  • La actividad física, el ejercicio y la recuperación de la actividad física
  • Movimientos y cambios de postura
  • Los procesos cognitivos y la carga mental
  • Las reacciones de estrés, la relajación, y las reacciones emocionales

A través de este cálculo los entrenadores de cada Centro Fenómeno pueden analizar en tiempo real lo variable que es el corazón de la persona que entrena. La variabilidad del ritmo del corazón (VFC) fluctúa en función de la actividad, la intensidad, la recuperación, del estrés, del efecto que el entrenamiento tiene a nivel orgánico o del propio descanso acumulado durante la noche. En otro sentido, el control que se realiza en los centros mediante Variabilidad Cardiaca nos permite conocer los niveles de aptitud física, una alta HRV es comúnmente vista como un indicador de corazón sano. Este dato permite comparar la mejora de cada individuo durante un programa en el tiempo de actividad física, y por tanto conocer si el cliente en definitiva esta optimizando su tiempo y su dinero, o lo que es lo mismo si los objetivos propuestos en la primera sesión son una realidad o como suele ser común en muchos programas de entrenamiento son una fantasía.

Debe servir esta entrada para despertar la capacidad crítica del cliente antes de vincularse a un programa de entrenamiento puesto que en muchos casos se especula con lo más valioso, la salud. Tiene que quedar claro que el hábito no hace al monje.

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Contacto

C E N T R A L

 

icono-map  C/ María Tubau 5 
28050 Madrid (España)
Tel. (+34) 918 260 856
Móv. (+34) 690 05 21 56
Móv. (+34) 672 34 31 97
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Copyright © 2011-2016 Método Fenómeno. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | contacta | mapa web