La obesidad mata más de prisa de lo que pensamos.

 Hace tiempo se nos viene avisando. Aunque es un problema que no es percibido cómo tal y dentro de la percepción colectiva solo se hace evidente en aquellas personas que tienen un sobrepeso más que notable, sin embargo no es así ni mucho menos.

Según el estudio FRESCO (Función de Riesgo Española de acontecimientos Coronarios y Otros) ,liderado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y médicos del Hospital del Mar, analizando el seguimiento durante 10 años de 54.446 personas en 7 comunidades autónomas, los resultados fueron cuanto menos demoledores, reflejando que tan sólo un 25% de la población estaría en su peso adecuado.

El estudio ha contado con la participación de diferentes grupos de investigación a lo largo y ancho de nuestro país que calificaron como “epidemia de obesidad” ante datos tan abrumadores (bajo un estudio, recogiendo datos e información durante décadas).

obesidad-problema-salud-mujeres

Las mujeres las peor paradas. El género más sensible a los efectos de la obesidad multiplicando por 12 veces , con mayores  posibilidades de desarrollar un cáncer y 5 veces más a desarrollar otro tipo de enfermedades como las  cardiovasculares , normalmente  asociadas al género masculino. Aquí es donde entramos en el terreno de las percepciones personales y es que entendemos por sobrepeso, la obesidad y en realidad no es así ya que toda  persona adulta con un IMC (Índice de masa corporal) igual o superior a 25 tiene sobrepeso (con lo que estaría doblando o multiplicando por dos las posibilidades de desarrollo de patologías cardiovasculares y multiplicando por cuatro el desarrollo de patologías oncológicas).

Según  la Dra. Maria Grau, una de las autoras de la publicación e investigadora del Grupo de investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del IMIM, ha quedado patente que “cualquier incremento del índice de masa corporal por encima de los niveles recomendados supone un incremento proporcional del riesgo de acontecimientos adversos para la salud”..

Solo un 26% de la población con un peso normal

Es la primera vez que se analiza a un grupo de esta importancia, descartando los posibles efectos de otras patologías vinculadas al peso, como “la hipertensión, diabetes o hipercolesterolemia”. Los investigadores consideran que los resultados del estudio son muy preocupantes.

 El Dr. Jaume Marrugat, investigador principal de este estudio y director de Programa de Epidemiología y Salud Pública del IMIM, destaca que hay que “buscar estrategias para el desarrollo de actividades de promoción de una dieta saludable, la realización de actividad física, el cribado de enfermedades y establecer políticas de prevención que afecten al conjunto de la población, para ayudar a disminuir la prevalencia de la obesidad”. Dejando claro que “las mejoras en los factores de riesgo cardiovascular logradas en los últimos 20 años, quedan dramáticamente neutralizadas por la epidemia de la obesidad”.

 En este sentido juegan un papel importante los hábitos saludables, es decir una correcta alimentación, descanso y una vida activa donde tenga importancia la actividad física por lo menos 3 días a la semana.

Si eres una persona perezosa o no te gusta realizar ejercicio, el ENTRENAMIENTO PERSONAL es buena opción porque en tan solo 1 hora, ejercitarás de manera integral, adaptado el programa a la condición física, controlado, motivado y corrigiendo en cada momento, consiguiendo un efecto metabólico y cardiovascular óptimo. 

alimentacion-saludable-balanceadaPautas alimentarias y hábitos saludables.

Alimentarse de forma correcta es un factor fundamental y suma un 50% en nuestro bienestar y salud; Recomiendan entre 5 ó 6 ingestas diarias con cenas ligeras evitando carbohidratos del tipo (pasta, patata, salsas ni bebidas azucaradas). En este aspecto y hablando de azúcar algo a lo que no prestamos mucha atención os asombraría saber que:

“La cantidad de azucares que lleva por ejemplo un simple refresco de cola “azucarado” en la típica lata contiene 35 grs. de azúcar, pero este no es el único. Otro ejemplo, un pequeño brik de tomate frito pequeño contiene 20 grs., por no mencionar cereales u otros productos que a lo largo del día tomamos sin parar, y sin  contemplar la ingesta de azucares que hacemos, (aunque el azúcar no tiene nada malo ,son las llamadas calorías vacías aquellas que NO  aportan ningún beneficio al organismo pero aumentan nuestro niveles de glucosa en sangre transformándose en lípidos cuando  no hay actividad que las consuma. Hemos de tener en cuenta que la ingesta máxima de azúcar diaria recomendada es de 50 grs. según la OMS para una dieta de 2000 calorías aunque determina que no deberíamos pasar de 25 gramos o representar el 5% del aporte calórico de nuestra dieta. Sin embargo, el consumo medio en España se sitúa muy por encima de los 100 gramos.

oquote lgCon esto no queremos decir que no se consuman cereales, tomate frito o cualquier otro alimento, ni mucho menos pero sí que prestemos atención y sustituyamos por alimentos más beneficiosos o menos perjudiciales para nuestra salud". 

Rompiendo costumbres y más de una lanza en favor de los buenos hábitos alimenticios.

Es indudable que somos auténticas máquinas de hábitos y perseveramos en  costumbres sin parar a pensar si realmente son lo que creemos, pero el famoso caso del “desayuno con garbanzos” que un día una madre twiteó y nos hizo o hace cambiar el chip.

 A su hijo le gustaban mucho los garbanzos en el desayuno, pero al hacerse viral, tuvo una mala acogida, y eso se debe a que  pensamos que el mejor desayuno que puede tener un hijo es un buen "Colacao con cereales para empezar el día con mucha energía". No obstante y para ser honestos este desayuno contiene un bajo valor nutricional, de igual manera que el desayuno de muchos adultos basado en el menú de cafetería con un alto valor calórico y bajo aporte nutricional por lo que un pequeño cambio de rumbo, nos puede beneficiar y mucho a todos los niveles, mejorando la calidad de vida.

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Contacto

C E N T R A L

 

icono-map  C/ María Tubau 5 
28050 Madrid (España)
Tel. (+34) 918 260 856
Móv. (+34) 690 05 21 56
Móv. (+34) 672 34 31 97
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Copyright © 2011-2016 Método Fenómeno. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | contacta | mapa web